2 may. 2016

5 frutas que cuidarán de tu hígado


La importancia del hígado es esencial para nuestro organismo, pero en ocasiones no lo atendemos. Porque el hígado no duele, pero ocasiona multitud de enfermedades serias que pueden afectar a nuestra calidad de vida. Debemos saber cuidarlo, atenderlo… así que ¿Y si conocemos qué frutas pueden ayudarnos a mantenerlo sano y fuerte?

¿Cómo saber si mi hígado no funciona bien?

El hígado es un órgano biliar, una glándula endócrina que forma parte del sistema digestivo.  Su función es sintetizar proteínas, grasa, colesterol, filtrar y producir sangre, mantener las defensas contra infecciones, desintoxicarnos frente a sustancias dañinas y en esencia, restaurar el equilibrio de todo el organismo. Veamos qué síntomas nos indican de que algo no va bien:
  • Ictericia, manchas, acné, problemas en la piel…
  • Sabor de boca extraño, mala digestión, náuseas, gases…
  • Estreñimiento, heces de color extraño, espasmos intestinales, inflamación…
  • Anemia
  • Cambios bruscos de peso.
  • Problemas de sueño.
  • Orinar más de noche que de día, y la orina es más bien turbia,
  • Dolor debajo de las costillas del lado derecho, dolores de cabeza…
  • Retención de líquidos.
Frutas saludables para tu hígado

1. Naranja y limón

Desintoxican y nos aportan una buena ración de vitamina C, son frutas sencillamente maravillosas para proteger el hígado que no debes descuidar en tu dieta. Si empezamos el día con un jugo de limón, estimularemos la producción de bilis, limpiamos el estómago y el intestino estimulando además sus movimientos.
Toma nota de lo que debemos hacer: Nos beberemos medio jugo de limón con un vaso de agua por las mañanas. Más tarde, a media mañana, nos tomaremos una naranja exprimida con un vaso de agua. Recuerda que el agua debe estar tibia, nunca fría ni caliente. Te irá muy bien si sigues este consejo cada día.

2. Una manzana al día

Para tener un hígado saludable, nada mejor que una manzana al día. Seguro que lo has leído muchas veces, pero ¿Lo haces? Es el momento de cumplirlo, puesto que esta fruta maravillosa nos ayuda a limpiar y desintoxicar el hígado. Su secreto está ante todo en la pectina, un material que se une a los metales pesados en el cuerpo y, sencillamente, los elimina. Todo ello nos permite ayudar al hígado a realizar su trabajo y a mejorar nuestra salud. Realmente fácil, así que vale la pena apuntar este sencillo consejo: ¡Una manzana al día!

3. Los melones

Los nutricionistas nos dicen que si tomamos melón a lo largo de una semana lograremos limpiar nuestro organismo y reequilibrarlo. Es un alimento ideal para el hígado. Nos aporta vitamina A, E, es un gran diurético, potasio, zinc, fibra, y reduce sobre todo el colesterol malo. Un sabroso protector del hígado que te encantará tomar cada día, ya sea mediante jugos naturales, en ricas ensaladas o en imaginativos postres (no incluyas demasiado azúcar en ellos).

4. Las fresas

Las fresas son ricas en fenoles, uno de los mejores antioxidantes que existen, cualidades que ejercen como maravillosos protectores de las células, y cómo no, de las células hepáticas. Son sin duda, una de las frutas más saludables que existen: ricas en vitamina C, vitaminas del grupo B, buenas anti-inflamatorias, desintoxicantes…sería perfecto que las incluyeras por ejemplo en tu desayuno, o mediante sabrosos jugos naturales.

5. Las ciruelas

Pocas frutas son tan beneficiosas para el sistema digestivo que las ciruelas, medicina natural cuajando este regalo natural que debería incluir al menos 3  veces a la semana en ayunas junto a un vaso de agua. Cuidará de tu intestino, del colon, del hígado… disponen de un acertado aporte de vitamina E, son antioxidantes, refuerzan tus defensas, nos aportan calcio, potasio, hierro y magnesio... ¿cómo negarnos? No lo dudes, incluye en tu dieta siempre que puedas una ciruela y estarás cuidando de tu hígado y de tu salud en general.
fuente: mejorconsalud

No hay comentarios:

Publicar un comentario